¿Quieres estar al tanto

de todas las novedades?

  • Mum's Shelter

Centrarnos en las soluciones


Centrarnos en las soluciones y no en los problemas, para de esta forma conseguir conectar con nuestro hijo y acompañarlo en su crecimiento de forma más respetuosa.


La crianza tradicional se centra en enseñar a los niños a hacer lo que le dicen los adultos. En la Crianza respetuosa se busca que los niños reflexionen sobre la situación y que a partir de esa reflexión busquen ellos mismos soluciones a los conflictos.


Cuando los niños forman parte de la toma de decisiones no solo se sienten tenidos en cuenta si no que están motivados a seguir las normas que ellos mismos han creado.


Cuando nos centramos en las soluciones se aprenden herramientas que podremos aplicar en el próximo conflicto o desafío que tengamos. También desestigmatizamos el error o el problema, dejamos de buscar culpables y de esa forma los errores se convierten en herramientas de aprendizaje.


Pero los adultos fuimos criados en una sociedad donde nos enseñaron que aprendemos mejor cuando más sufrimos, y no es fácil desarraigar esa idea de nuestra crianza. Requiere esfuerzo y tiempo.


Centrándonos en las soluciones conseguiremos que el ambiente familiar cambie y conseguiremos reducir las luchas de poder con nuestros hijos, teniendo una relación con ellos mucho más respetuosa.


¿Pero cómo centrarnos en las soluciones?

Es muy lindo y fácil decirlo, pero ponerlo en práctica es otro asunto. Para poder practicar la habilidad de centrarnos en la solución debemos primero entender realmente cuál es el problema. Muchas veces el problema se ve a simple vista, pero otras el problema está escondido o disfrazado. Padres e hijos tenemos diferentes puntos de vista y sentimientos ante una misma cosa. La solución al conflicto muchas veces pasa por escuchar y entender el punto de vista del otro. Solo cuando todos se sienten comprendidos es posible encontrar una solución.


El propósito de centrarse en las soluciones no es cambiar los puntos de vista o sentimientos de nadie, sino aprender a empatizar con el otro y encontrar una solución que respete a ambas partes.

Una vez que sabemos el problema o conflicto real podemos buscar juntos una solución a dicho problema, sin juzgar y sin culpas.


La Regla de las 3R y 1U

Una vez que sabemos el problema o conflicto real podemos buscar juntos una solución a dicho problema, sin juzgar y sin culpas. para ayudarnos podemos utilizar la Regla de las 3R y 1U:


Relacionada: Debe estar estrechamente conectada con el problema o conflicto que queremos solucionar

Respetuosa: No debe humillar ni castigar a nadie, debe ser una solución que sirva para enmendar el problema pero respetando a todos los individuos involucrados.

Razonable: No puede ser desmesurada, a veces tendemos a exagerar sobre el problema o conflicto, debemos ser consecuentes con el nivel de gravedad del problema y elegir una solución acorde a este.

Útil: Estamos acostumbrados a que las soluciones a los conflictos sean punitivas, pero las soluciones punitivas no son útiles, no solucionan el conflicto. Cuando hablamos de que la solución debe ser útil también nos referimos a que debe ser práctica, una solución aplicable en la situación en la que estemos.


Cuando los niños pueden elegir la solución al problema se sienten mucho más respetados y responsables.


Cuando elegimos soluciones basándonos en la regla de las 3R y 1U nuestro hijo no solo soluciona el conflicto actual sino que aprende a ser responsable y resolver sus problemas de forma respetuosa hacia los demás y hacia sí mismo.


He creado un Grupo en Facebook donde hablaremos de maternidad, crianza positiva y herramientas y recursos para aplicarlos en nuestro día a día.

¡Si quieres unirte serás super bienvenida! Para unirte solo tienes que PINCHAR AQUÍ

21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • facebook
  • instagram
  • pinterest
  • YouTube

By Eleonora Gaydou. Proudly created with Wix.com

  • facebook
  • instagram
  • pinterest
  • YouTube