¿Quieres estar al tanto

de todas las novedades?

  • Mum's Shelter

Mother of Dragons

Actualizado: mar 30

Haciendo alusión al sobrenombre del personaje Daenerys de Game of Thrones hoy voy a hablarles de ser Madre de Dragones, perdón quise decir de varones.


Cuando supe que el Porotito iba a ser otro niño, fue genial, y se que todos esperaban "la parejita", pero yo quería otro niño, el Enano resultó ser un hijo genial y la verdad es que, no es que no quiera tener hijas, pero siento que los niños se me dan un poco mejor.


Como dice el título, y las madres de varones podrán corroborar, criar a uno o varios especímenes del género masculino no es un “camino de rosas”, más bien es uno lleno de barro, tierra, arañazos en las rodillas y ropa sucia hecha jirones.


Tener un pequeño dragón que criar significa tener una filosofía de vida que la madres que tienen solo niñas a veces no comprenden. Un ejemplo es una simple salida al parque. Tengo varias amigas que tienen hijas y solemos juntarnos para que los niños se diviertan y nosotras charlar un poco de la vida. Mientras sus niñas están utilizando tranquilamente las instalaciones como es debido, mi hijo está inventando nuevas formas de utilizarlas, nunca hay que subestimar la imaginación de los pequeños.

Jugar con mi hijo es crear un fuerte, pelear con espadas lasers, tengo que decir que él siempre es Darth Vader y gana, montar en bici lo más rápido posible y cogiendo todos los pozos y lomitas que se encuentren en el camino al grito de ¡Epa!, revolcarse en el suelo, no importa de qué material y cuan sucio este y por supuesto ensuciarnos, con lo que sea, siempre encuentra la forma de llenar toda sus camisetas de alguna sustancia viscosa y pegajosa en cuestión de segundos.


Criar a un dragón te enseña a ver a los hombres desde otro punto de vista. Te sorprendes que ya a la corta edad de dos años se toquen tanto sus genitales, una sabe que los hombres suelen tenerle un cariño especial a esa parte de su cuerpo, pero nunca imaginas que empiezan a tan corta edad, ¡Y es un no parar! Tirarse pedos y eructos es la gracia más grande, y enseñarles a ir al baño solos es un desafío, solo les digo que cada vez que necesita ir y me pide hacer pis de pie le digo “llama a papá, con mamá lo haces sentada”. Cometí el error de intentarlo una vez, ¡Esa cosita es incontrolable! Creo que mojé toda la taza del inodoro en cuestión de segundos.


Tener un varón tiene sus dificultades, y a veces requiere de mucha energía, pero si les soy sincera no lo cambiaría por nada, todos esos momentos compartidos hacen que mi vida sea divertida y que esté llena de anécdotas, aventuras, descubrimientos y por supuesto no puede faltar el barro, pero sobre todo de mucho amor. De a poco voy descubriendo cómo criar a mi Dragoncito, puede que cuando sean dos las cosas se pongan un poco más difíciles pero… ¿No es así más divertido?


1 vista
  • facebook
  • instagram
  • pinterest
  • YouTube

By Eleonora Gaydou. Proudly created with Wix.com

  • facebook
  • instagram
  • pinterest
  • YouTube